13 dic. 2015

Reseña #79 [español] Una canción para Novalie


Una canción para Novalie 

María Martínez

Titania


Novalie ha pasado los últimos cuatro años cuidando de su madre enferma, y esa terrible circunstancia la ha obligado a madurar demasiado rápido. Se ha convertido en una joven fuerte y decidida que sabe lo quiere; por eso no se rinde con su padre que, deprimido y derrotado por la muerte de su esposa, ha perdido las ganas de vivir. Nick tiene un don para la música. Es un prodigio del piano. Las mejores escuelas internacionales se lo disputan. Y su familia, demasiado protectora, planea grandes cosas para él. Novalie y Nick son polos opuestos. Dos vidas separadas por la distancia y las diferencias. Lo único que tienen en común es que ambos deberán pasar el verano en Bluehaven, una isla que esconde un pasado lleno de secretos y que cambiará sus vidas para siempre.



Este libro me ha decepcionado bastante. Sé que a bastante geste le ha gustado, pero, definitivamente, no ha sido mi caso en absoluto. Ha ido decayendo hasta que, al final, ha reunido todos los elementos que me han hecho desesperar. Una verdadera pena, porque lo inicié con ganas. 

La verdad es que lo que me ha fallado ha sido el argumento: la típica historia romántica de película. No quiero spoilear mucho, pero se me hacía previsible y repetitiva. Antes de pasar al siguiente capítulo, ya intuía lo que pasaría al final de todo ese romance entre Nick y Novalie. No dejaba de entornar los ojos cada vez que leía lo que yo había predicho. Lo terminé por cabezonería y por ganas de saber si realmente había algún giro. No ha habido ninguno.

Por lo que hace a los personajes, todos tienen un estereotipo muy definido, otro elemento que ha facilitado la construcción plana de la historia.

Novalie. La chica guapa, divertida y amable que todo el mundo querría en su vida. Un Sol. La perfecta. Si me quejaba de Paula en Canciones para Paula, creo que Novalie es la siguiente en la lista. Ojos ideales, cuerpo de escándalo... en serio, estas protagonistas a la pasarela de Victoria Secret, no en mis libros.


Nick. Otro prototipo que me hastiaba. Nunca tiene mala intención, siempre la acaba liando. Niño rico, con familia malvada y cruel que le obliga a ser un pianista de diez, but él ama a Novalie y toda la historia. En fin. Me cansó de sobremanera este personaje, con todos sus clichés de niño malo/bueno. 


Y estos son Barbie y Ken, I mean, Novalie Y Nick

Y después tenemos a los otros personajes, los otros estereotipos: la típica mejor amiga alocada, el hermano de Nick, los padres de Nick... todos cumplen la función de personajes planos y previsibles. No me han gustado, lo siento. 

Por lo que hace a la escritura de la autora, no puedo negar que no es bonita (porque tiene algunos toques poéticos), pero la verdad es que queda deslucida por la trama y los personajes. Quizás si no hubiera sido por la historia y por el desarrollo del argumento, hubiera quedado mucho más lucida. 

Y después... el ritmo ha sido bueno, no me ha desagradado del todo (si no fuera por la historia, me estoy repitiendo como un disco rayado). 

Quizás no me ha gustado porque cada vez busco cosas diferentes y estoy cansada de estas historias. Si vosotros queréis leerlo, os animo. Si os gusta, me alegraré :) 

En fin, mi problema con este libro no ha sido ni la escritura de la autora ni el ritmo de la historia. Ha sido el estereotipado abanico de personajes, que me cansaban página tras página, sin ninguna sorpresa y el argumento, que se queda en una simple historia de amor que he visto en mil películas. 

¡Y eso ha sido todo por hoy!

Espero que me digáis que pensáis de este libro :)

17 nov. 2015

GANADORES DEL SORTEO CONJUNTO

¡Bienvenidos otra vez, viajeros!

Aquí está Ídia otra vez para anunciaros los ganadores del sorteo conjunto. ¿Teníais ganas? Supongo que sí, jeje. Y si no teníais ganas, bueno, pues mala suerte (xd). 


Supongo que todos ahora estáis así, con estas caras, pero bueno, aguantad la impaciencia, pequeños mortales. 

Pues, ante todo, me gustaría agradecer la enorme participación que ha habido y daros las gracias. Sé que los premios eran apetitosos, pero... igualmente, gracias por estar ahí (NO VOY A SOLTAR UN PÁRRAFO LLENO DE CURSILADAS, VALE). 



¡ESTOS SON LOS GANADORES!
(Atentos, aquí se asignan los premios y toda la burocrácia xd)

LUCÍA · Una llama entre cenizas (contacto con Ídia)

ESTHER · Un final para Rachel (contacto con Ídia)

LILI O. · Lote de marcapáginas (contacto con Ídia)

RUBIES LITERARIOS · Un corazón para dos (contacto con Laura)

VERÓNICA V. Azul, el poder de un nombre (contacto con Laura)

(sorry, pero al final Criaturas fantásticas no se puede sortear. SORRY)

ANA M. · First love (contacto con Ídia)

NESSIE · Huziel significa te quiero (contacto con Ídia)

Los ganadores tienen dos días para ponerse en contacto con nosotras (con quién les toque según el lote).  A todos los que os ha tocado poneros en contacto conmigo, ya sabéis:

viajeradelibros@gmail.com o @IdiaMyth. Recuerdo que, en caso de que se pierdan los paquetes, no será nuestra culpa (correos, seguro que siempre son los correos :D)

Si pasados los dos días no ha habido ningún reclamación, el sorteo quedará desierto. DESIERTO, avisados estáis ganadores ¬.¬ 

Y dicho, esto... ¡felicidades a todos! ¡Y muchas gracias por participar!

Se os quiere. 


30 oct. 2015

Debates de letras #7: Palabrotas en los libros





Hoy vengo con una entrada un poco especial: es una entrada para debatir un tema que bueno... he estado pensando de un tiempo a esta parte y pues eso. A debatir se ha dicho.

La cosa está, como habréis visto por el título, en que no encuentro muy bien que en los libros juveniles se introduzcan tantas palabrotas.


Esta queja viene a raíz de la reciente lectura de Yo, él y Rachel (que, por cierto, no me ha gustado nada, próximamente desproticación express). La cosa es que, mientras leía, no podía parar de ver palabrotas. Palabras que ensuciaban el texto como manchas. Una, dos, tres, ¡ y hasta diez por cada página! Realmente, eso me entorpecía y me hacía DAÑO A LOS OJOS. Como persona que intento hablar bien, mantiendiendo un vocabulario más o menos estándar, ERA UN ATAQUE.

 

Ahora, supongo, que habrá la gente que dirá que los autores ponen palabrotas y expresiones vulgares para identificarse con los lectores, que hablan así, en especial los lectores jóvenes. No os puedo negar que una mayoría de adolescentes hablan y necesitarían cuatro quilos de jabón para limpiarles la boca. Y, aún así, ¿no debería ser la literatura un potenciamiento de las buenas formas, de las buenas palabras, del saber hacer? ¡No un nido de palabras sucias! Ya hay la televisión y el internet que nos enseña a hablar mal... ¡deberíamos intentar hacerlo bien!

Cuando leo un libro con exceso de palabrotas, DONDE HAY POR CADA PALABRA NORMAL
5000000 DE VULGARES

Puedo entender que, en momentos de tensión en la narración, que en un momento muy justificado y MUY INDICADO, el escritor decida poner una o dos palabrotas, pero otra cosa es que todo el rato se hable de esa forma vulgar, que no deja de expresar una pobreza de vocabulario enorme. La literatura tiene que enseñarnos a hablar, a expresarnos como personas decentes, no a rebajar un nivel que ya de por sí, es bastante nefasto. ¿Qué idea nos deja un texto lleno de palabras malsonantes?

La verdad es que me gustaría preguntaros vuestra opìnión... ¿a vosotros os moesta tanto como a mí que haya palabrotas en vuestra lectura? ¿Sois más neutrales? ¿O, más bien al contrario, os gusta cuando hay vocabulario más explícito? ¡Contadmelo en los comentarios!


¡Eso ha sido todo por hoy! ¿Qué os ha parecido la entrada? ¡A ver que opináis vosotros!

Muchos viajes más,


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
entradas
comentarios
días online