12 mar. 2014

Debates de letras #3 Libros de la escuela y otros monstruos

¡Hola viajeros!

Directa. Hoy voy a ser directa y no me andaré por las ramas en esta entrada, porque hay un momento en el que la gente dice basta y quiere dejarse ir en una entrada loca. Ese momento ha llegado #momentorandom/épico.

Por cierto, estoy pensando en hacer una lectura conjunta de Prohibido. Decidme que os parece, anda :3




De los libros de la escuela y del complot de algunos profesores por acabar con los hábitos lectores. 


Toda esta historia empieza desde tiempos inmemoriales. Bien, desde que nos mandaron los primeros libros obligatorios: de esos que te los lees y te fijan un día para hacer un trabajo o una exposición o cosas así. Ya me entendéis.

Como cada año, siempre tengo esa idiota ilusión de que los profesores vean la luz y escojan libros de verdad. Sí, libros de verdad, porque lo que nos mandan a leer es horrible. Por ejemplo, cuando hacía sexto de primaria, me mandaron uno que odié con todas mis fuerzas, porque era simple, aburrido y decía tonterías continuamente (disco rallado a más no poder). Y entonces, apareció en mi mente esa pregunta tan evidente: si a mi no me ha gustado ese libro y sigo leyendo ¿el libro ese ayudará a mis compañeros a que les guste el hábito de la lectura? No me equivocaba: ninguno de mis compañeros ha vuelto a tocar un libro si no les suspenden la asignatura. ¡Ni para subir nota! 

Pero lo que no pueden hacer los profesores es pretender que chicos y chicas de quince años lean El Quijote de una tacada y les hagan un trabajo de diez páginas analizando el estilo de Cervantes. Eso no se puede hacer a unas personas que han estado leyendo Mi mamá me mima más que la tuya hasta el momento. 

No recuerdo ni un solo libro escolar que me gustase Y MIRA QUE TENGO MEMORIA. Sí, de hecho hubo una vez en que nuestro profesor nos lo dejó a libre elección y disfruté como una loca haciendo una exposición oral sobre mi Peeta <3 nbsp="" p="">
Reaccion del 99% de los alumnos al saber que tenían que leer El Quijote
y hacer un trabajo de diez páginas sobre el estilo de Cervantes.
Además, los libros por imposición no acostumbran (POR NO DECIR SIEMPRE) a desagradar. Si a mí me obligan a hacer algo, ¿tengo más posibilidades de que me guste o de que no? Pues no. Si me obligan a leer cosas de niños o cosas demasiado de mayores, pues no. No es la mejor manera para infundir la lectura y el amor por los libros. 

Creo que sería mejor, ya desde primero de la ESO, hacer un libro por trimestre así: primer trimestre, uno juvenil, uno que agrade, uno que enganche y que haga descubrir la magia de no poder despegarte de sus páginas. El segundo trimestre, uno juvenil pero algo más adulto. Y el tercero, un clásico, pues ya nos habríamos preparado con los juveniles. 

Si mis compañeros leen libros que les dejan fríos y acaban odiando las lecturas escolares, obligatorias, ¿qué van a pensar del resto de los libros que vean en su vida? Los van a repeler solo por ser libros y nunca encontraran ese placer que nosotros conocemos tan bien: el de sumergirnos entre los caminos fantásticos que las letras nos brindan.

Así que a veces, cuando he intentado proponer a mis profesores algún libro que no fuera el obligatorio, siempre me han dicho que es decisión de Departamento. No sé, nos tenemos que resignar a nuestra suerte, pero creo que es la manera equivocada de intentar difundir el hábito de la lectura entre los jóvenes de nuestra sociedad. No puedes decirle a un niño que se lea Mi mamá me quiere y que al siguiente año haga una crítica del estilo de Cervantes leyendo El Quijote.

En fin, que cuando nos dan la lista de libros que leeremos durante el curso, yo estoy así, más o menos.

Yo y mi profesor después de que nos anuncien los libros
elegidos. 

En fin, creo que es un tema en el que todos estamos de acuerdo, aunque os invito a dar vuestra opinión. A menos que haya un profesor por aquí. ¡Eh! Profesor mío, si estas leyendo esto, súbeme la nota, anda, que no cuesta nada *-*

Love always,



12 comentarios:

  1. No puedo estar más de acuerdo contigo, a mí porque la lectura me gusta, pero por lo general la gente le termina cogiendo fobia a raíz de los libros que mandan. Muchas veces es el hecho de que al ser algo obligatorio pierde todo el gusto y el disfrute, pero coincido contigo en que los libros que me han mandado no me han gustado, excepto dos. Es más, se nota que cuando algo lo obligan no gusta lo pude comprobar por mí misma, ya que me mandaron leer un libro que era imposible y a los dos años lo volví a coger por curiosidad y voluntad propia y me lo devoré.

    Me gustó mucho la entrada ;)

    Un besiño

    ResponderEliminar
  2. Es una tortura psicológica incluso para las personas a las que les gusta leer, la verdad, odio tener un fecha límite o un trabajo, porque hace que se disfrute menos. Debería ser opcional para sacar más nota o algo de eso.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Esta discusión podría ser eterna, y yo se lo digo a la cara a mis profesores, recomendando este tipo de libros solo hacen que le tengamos asco a leer , pero ellos me dicen "está en el programa" y yo les digo "¿Y a mi que me importa?¡Cámbialo y punto, joder!" xDD
    En cuanto a lo de prohibido, yo la haría pero ya me lo leí en inglés y en un día (es flipante y te encantará) así que otra vez será :3

    ResponderEliminar
  4. me pasa lo mismo, de os obligados solo me gustaron dos de los 700000 que leí en todos los cursos
    un beso

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Pues...yo estoy totalmente de acuerdo contigo xD

    Creo que a mi no me ha gustado ningún libro de los que mandaban como lectura obligatoria (ni del colegio ni del instituto, excepto Mi casa parece un zoo y otros dos más que venían en un pack que sí me gustaron bastante). Por lo demás buf...Acabé de poesías, rimas, lenguaje antiguo y demás hasta el gorro xD

    ¿Pasos y entremeses? ¿La Celestina? Pero quién entiende eso >.<

    Si me hubieran dado a elegir el libro que YO quisiera y hacer un trabajo o exponerlo o lo que sea, hubiera elegido muchísimo mejor.

    Otro tema que planteas: que a raíz de esas lecturas obligatorias horrorosas, la gente ¡no lee en su vida! Estoy totalmente de acuerdo contigo. A amigos les dices: no salgo porque estoy leyendo y te miran raro xD que un libro no es el anticristo vamos a ver...¡es cultura y entretenimiento! Pero bueno, cada uno es libre de hacer lo que quiera por supuesto :)

    ¿Pero sirve de algo enfadarnos por estos temas? Pues no, para nada jajaja He aquí mi humilde opinión xD

    Un besito!

    ResponderEliminar
  6. JAJAJAJAJAJAJA Me encantan los gifs!!
    Yo estoy totalmente de acuerdo contigo, aunque yo sí que te tenido lecturas que me hayan gustado. Por ejemplo, un año tuve que leer la trilogía del Águila y del Jaguar de Isabel Allende, y me leí la trilogía en un mes, me encantó!
    También, otro año me mandaron leer El cuarto de las ratas, y también fue una sorpresa para bien, estuvo muy chulo *-*
    Pero quitando esas dos excepciones, estoy de acuerdo contigo, los libros que suelen mandar como lecturas obligatorias son horribles, es que no sé donde encuentran esos libros tan malos. Yo creo que ya lo hacen queriendo para fastidiar, los muy malditos ¬¬
    Un saludo! ^^

    ResponderEliminar
  7. A mí los libros que me mandan leer(hasta el momento), no me han disgustado del todo, pero han sido unas lecturas decentes, y quizás lo hubiera sido más si no me hubieran mandado ir completando un resumen mientras leía... es la mentalidad de estar leyendo y no poder hacerlo tranquilamente puesto que estoy pendiente de si esto es un dato importante, si esto tengo que anotarlo...
    Aunque en mi cole ya han ido evolucionando, puesto que en cierto curso han mandado leer Traición de Scott Westerfield (distopía).
    Bueno, aunque no comparta toda la opinión, me ha gustado mucho tu carácter reivindicativo de esta entrada :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo! De mis lecturas obligatorias solo recuerdo tres que me gustasen: Ben quiere a Anna, Las aventuras de Huckleberry Finn y Caperucita en Manhattan. Los demás...mejor ni recordarlos.
    Besos^^

    ResponderEliminar
  9. Coincido totalmente. A mí me gusta leer desde siempre pero no puedo con las lecturas obligatorias. Si yo no puedo, ¿cómo va a poder una persona que no lee de normal? Me parece bien leer clásicos y lecturas en el colegio pero me parece que lo enfocan mal y esogen libros que... Yo preferiría que me dieran a elegir y así seguro que vas más a gusto.

    Un beso! :)

    ResponderEliminar
  10. Pues yo estoy de acuerdo contigo, me ponen unos libros horribles(por lo general) para leer obligatoriamente que me entran ganas de tirar la literatura por la ventana. Yo creo que deberían de dejarnos escoger a nosotros un libro, en plan, todos proponemos uno y luego entre todos se elige el que hay que leer. Pero no, prefieren ponernos del tirón El Quijote, que parecen que más que difundir literatura, quieren que no leamos T.T
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Yo tuve suerte en este ámbito y recuerdo tener lecturas muy buenas, tanto en primaria, secundaria como bachillerato. Es más, creo que tuve la edad adecuada para leer clásicos y eso ha influido mucho en mis hábitos de lectura. Más que imponer, hay que mirar cuando un alumno está capacitado para entender lo que lee. Por ejemplo, yo leí Matilda en primaria y fue una gozada; en cambio, cogí La Regenta, La Celestina o El Quijote en bachillerato, que quizá no fueron tan amenos, pero los podía afrentar por mi edad.
    En secundaria, además, tenía una profe que nos dejaba escoger la lectura que quisiéramos para motivarnos :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar, viajero! Respeto, opinión y buenas palabras son la clave. ¡A teclear se ha dicho!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
entradas
comentarios
días online